Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 mayo 2007

 Ayer fui de piedra, y, cuando te alejaste esa piedra comenzó a llorar. Fui inflexible, rígido, duro, inexpugnable y casi inerte; cual roca. Tu mirabas sorprendido mi rostro impasible, no te di opción, ni posibilidad de replica, mi peso mineral aplastaba tus argumentos antes de que cobraran fuerza. Seguí siendo inorgánico cuando te distanciabas reprochándome mi egoismo, mi falta de tolerancia, por fin te perdiste en la distancia de tu rencor y pude ser yo. La corteza de mi piel se deshizo, cayendo la roca molidad al suelo y comenzado a circular la sangre, al verse mi corazón sin la coraza de Mario Benedetti y pudiendo latir, ésta fluía guiada por mis fascias, antes duras, ahora viscoelásticas. Entonces pude sentir tus palabras en mi pecho, libre de armadura volcánica, y me hicieron daño cual dagas ponzoñosas, y lloré; lloré como el niño que crei dejar atrás hace años. Si, fui piedra porque te quiero, porque debo enseñarte valores, aunque me taches de villano.

 Ama a quien no le importa ser lo que no es para que crezcas, a quien no le importa morir para enseñarte, ama a la piedra que llora a escondidas.

Anuncios

Read Full Post »

Un día te besé

Un día te besé, me atreví y me di cuenta de lo cobarde que había sido por no haberte besado el día anterior ¡que tiempo perdido!. Otro día se me escapo un te quiero, él solo broto de mis labios, porque ese aire ya estaba cansado de no poder tomar la forma deseada en mis cuerdas vocales, vetado por mi miedo a equivocarme; nuevamente fui cobarde. Pero amor, disculpa ese miedo que me embarga, que no es mas que celo de guardarte y no perderte, temor a errar y hacerte daño. Si, soy inseguro hasta que estoy seguro, soy cobarde hasta que soy valiente, y actúo con el alma, no pienses en que me costo hacerlo y tardé en ello, piensa en que lo hice.

Read Full Post »

Este post va dedicado a los que fuman en los cajeros automáticos: ¿No sois capaces de aguantar dos minutos sin fumar?

Hoy entre en un cajero y casi tengo que salir en el acto, el humo concentrado hacía que no se pudiese respirar. Me parece una falta de consideración que se fume en un espacio público, cerrado, y de tamaño reducido; más aún cuando lo mas que se permanece en su interior son cinco minutos. Quizas debería haber salido como en el anuncio y escupirle a la cara al sujeto que salió del cajero, a ver si le gusta.

Read Full Post »