Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 marzo 2007

Resulta que viendo el último spot de Seat León, reconocí un texto que una profesora de literatura nos había puesto en el instituto hace ya algunos años. Ese texto me dejo marcado ya que mostraba lo esclavos que somos de nuestras posesiones. Pongo el escrito, el video del anuncio de Seat no me gusta, no le veo sentido así que me abstengo de presentarlo aquí. Que cortito soy

Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.

Julio Cortázar, Historias de cronopios y de famas (1994).

Anuncios

Read Full Post »

Los Fraggle Rock

Parece que llevo una semanita nostálgica y no hago sino acordarme de cosas de antaño. Pues esta es una de las series infantiles con la que crecí. Además de los “hiperactivos” Fraggle se ve a los Curris, eso bichos verdes que hacían las construcciones de las que se alimentaban los Fraggle y que tanto le gustan a una amiga mía.

Read Full Post »

“300”

A los que os gusten las películas bélicas tipo “Troya”, “Gladiator” y “Alejandro Magno”, no os perdais “300”. Por supuesto es muy diferente a las anteriores ya que está basada en un comic de Frank Miller y las imágenes están, para mi gusto, demasiado tratadas. Es decir, colores poco naturales, se nota bastante el toque informático. Pero por otra parte es un film entretenido, que aparte de mucha sangre muestra también algunos toques de humor y hace una hipérbole al valor, el coraje y el honor.

Read Full Post »

Es sorprendente que a veces quien nos trae mas gratos recuerdos es la memoria olfativa. Acostado en la cama, dispuesto a caer en los anhelados brazos de morfeo, sin motivo aparente o al menos detectado por mi; me dio olor a bombilla azul caliente.

Entonces comencé a recordar cuando cursaba quinto de EGB. Teníamos un profesor de sociales que nos mandaba como tarea para casa contestar veinte preguntas de la asignatura. Siempre quedaba con un amigo que tenía más problemas que yo para el estudio e ibamos a su casa, ya que el tenía habitación propia y escritorio, cosas de las que yo carecía. Nos sentábamos en el escritorio, donde tenía un radiocassette en el que poníamos una cinta de Chiquetete que traía yo de mi casa. Luego encendíamos el flexo, no era como los actuales cuyas bombillas son alógenas, sino de los antiguos, con bombillas de las que se ponen en el techo tradicionalmente. Para que la luz no fuera demasiado intensa la bombilla era azul. Cuando ya llevábamos un buen rato buscando las preguntas en el libro, la bombilla se calentaba y despedía un olor como… como a bombilla azul, es que no encuentro un olor para describirlo.

Todos esos recuerdos te hacen pensar en todo lo que hemos hecho durante nuestra vida. Todos esos detalles han significado algo para nosotros, si no ¿quién me iba a decir a mi hasta anoche que me iba a acordar del olor a bombilla azul?

Read Full Post »

Hace bastante tiempo que quería hablar de este tema pero no me había puesto a ello. Es un tema que, como tantos otros, me toca la moral izquierda. Aprovechando que hoy en el informativo de Pedro Piqueras han explicado la situación y le han puesto un nombre tan bonito como “mendicidad coactiva” voy a dedicarle unas líneas.

La mendicidad coactiva es un tema que todos hemos padecido, a unos le molesta, a otros no. Se trata de los aparcacoches, estos personajes que piden dinero por supuestamente vigilarte el coche. Pero solo piden la voluntad, no obligan a nadie a darles dinero, ni les presionan, si no les das nada no hay problema, son gente razonable los Licenciados en Mendicidad Coactiva.

A ver, dejémonos de eufemismos estúpidos señores gobernantes, cuando no se conoce la forma de atajar el problema se dice y punto. Hablando con sinceridad y desde mi punto de vista, estos señores hacen lo siguiente:

Te piden dinero a cambio de no romperte ellos mismos el vehículo, todos sabemos que esta es la principal causa por la que la gente les da propina. Siempre es más barato darle un euro al gorrilla (así se les llama en Sevilla) de turno que tener que cambiar una luna rota o pintar el coche. Respecto a que no obligan a nadie a darles dinero, técnicamente no lo suelen hacer, pero las amenazas, o cuando “te hacen entender que más vale que les des algo” son una manera de extorsión, y ésta se usa para obligar a alguien a hacer algo que no quiere. Además, yo he visto casos en que directamente insultan e intimidan publicamente a las personas que no les dan dinero, especialmente a las mujeres, a las que intimidan cuando estas se encuentran solas.

La mayoría de estas personas son toxicómanos o inmigrantes. Se pelean por obtener el mejor sitio para ejercer su oficio. No hay castigo penal para quienes ejercen esta forma de mendicidad y la solución es ciertamente complicada. Tendremos que seguir sintiéndonos presionados cuando aparquemos en un lugar público privatizado por algún mendigo coactivo hasta que se le ocurra al gobierno algún plan social que sea una solución y no un parche.

Read Full Post »

Uno de los problemas que tenemos en mi empresa es la complejidad de llevar a cabo cualquier acción. Existe todo un protocolo para hacer cualquier cosa. Surge la idea, se desarrolla, se plasma en el formato que corresponda. Esto se envía al jefe que puede tardar mil años en atender tu propuesta, cuando lo hace tiene que comunicárselo a su jefe, que puede tardar otros mil años. Después se reúnen los jefes y llegan a un acuerdo. Posteriormente se empiezan a realizar las gestiones para desarrollar la idea, que pueden tardar otros mil años.

Parece lo más normal del mundo, pero, este “modus operandi” se lleva a cabo tanto para tomar una decisión vital como para hacer un pedido por valor de 60 euros. Lo cual es un gran retraso para el desarrollo de la empresa. Así que el otro día me acorde del último anuncio de telefónica y le dije a mis comañeros: “Reivindica lo simple”.

Mi afán de dar espacio a spot publicitarios en este blog no es otro que aplicar a la vida los mensajes de fondo de dichos anuncios. Es innegable que la publicidad es una forma de arte, tendrá los fines que tendrá, pero es arte. Los mensajes tienen el significado que le demos, y, más importante aún, la aplicación y el uso que hagamos de él. Así que me parece bastante aprovechable dedicarle un espacio a la publicidad.

Read Full Post »

Humor Geriátrico

“Me van a durar más las sandalias que los pies”.

“Yo lo que tengo ganas es de poder echar uno de pie”.

“¡Adios ángel agnóstico!”.

“Le decía a mi mujer que me quedaba a hacer horas en el trabajo y me iba de tenderete con los compañeros.La pobre”.

Read Full Post »

Older Posts »